«25M: plebiscito contra los recortes y la corrupción» de Agustín Moreno, en cuartopoder

protestas_Berlin

“Un proyecto fracasado. El 25 de mayo se celebran elecciones al Parlamento Europeo. Se producen en medio de una crisis económica y social pavorosa y la Unión Europea (UE) ha sido incapaz de buscar soluciones. La política de austeridad aplicada a ultranza está suponiendo el fracaso del proyecto político europeo. Los cuatro principios en los que se sustentaba eran el bienestar de la ciudadanía, la superación de las divisiones nacionales, la solución a problemas transnacionales (inmigración, cambio climático…) y la promoción de la paz mundial. Han acabado con ellos los ajustes, el resurgimiento de los nacionalismos, el apoyo al fracking, el fracaso en materia inmigratoria y el liderazgo mundial de la UE en la exportación de armas, como muy bien sintetiza Ángel Ferrero. De ahí que la desafección de los ciudadanos sea cada vez mayor, adoptando diversas formas (euroescepticismo, críticas desde la izquierda a la ultraderecha), lo que deshace el proyecto europeo a marchas forzadas.

Aquí en España el interés por las elecciones es mínimo y las encuestas apuntan a un record de abstención. Tiene su lógica. Cada vez se ve con más hostilidad una UE que, en comandita con el FMI y el Banco Europeo, no ha hecho otra cosa que obligarnos  a una devaluación interna que ha empobrecido a la sociedad española. Los diferentes gobiernos españoles, desde el de Zapatero al de Rajoy, han actuado al dictado obediente de la troika. El colmo de la sumisión fue el artículo 135 de la Constitución para pagar la deuda aunque no haya para comer, aprobado por PSOE y PP con ocultación y alevosía.

Las estrategias de los partidos. Van a ser unas elecciones más aburridas que el festival de Eurovisión. Se va a hablar de todo menos de Europa, del pasado en vez del futuro. Muchas generalidades europeístas, ninguna solución. Los grandes partidos plantean las elecciones en clave local. El PP ha llegado a decir “que van a ganar por la credibilidad de sus alcaldes” (sic).

El PP y el Gobierno, con un candidato de último momento y con la mandíbula de cristal por su pasado, recurren a la unidad de España, la herencia recibida y la supuesta recuperación. La obscena recuperación de los ricos es la única realmente existente. De hecho, los dueños del Ibex-35 ganan un 67% más con el PP, mientras todos los demás somos más pobres. Pero, no importa, el gobierno sacará todos los días una mentira sobre la economía: “Quiero lanzar un mensaje de optimismo….”. Deberían de poner música a sus eslóganes y cantar el estribillo de la recuperación, para que suene mejor. De vergüenza. Pero no colará: la realidad es tozuda y los datos contundentes.

El PSOE, con una candidata de bajo perfil y con pocos recursos políticos y dialécticos, más allá de las frases hechas de los asesores de campaña. Con un mensaje poco creíble de prometer para Europa lo que no fueron capaces de hacer en España. Recurriendo como argumento casi único al voto útil. Como colofón de su campaña traerá al mitin central del PSC-PSOE a Manuel Valls, el ‘padre’ de los recortes en Francia (50.000 millones de euros), ¿para decirnos que es posible otra política? Y para reventar la estrategia del partido, la apuesta por la gran coalición PP-PSOE del santón Felipe González en su mejor versión neoliberal y defensora del stablishment….”

Texto completo en http://www.cuartopoder.es/laespumaylamarea/25m-plebiscito-contra-los-recortes-y-la-corrupcion/480