“A propósito de “Historias desde la cadena de montaje” de Salvador López Arnal, en Rebelión

historia desde la cadena de montaje

“El lenguaje excesivamente masculino, no sólo el usado en el ámbito y en las historias que se explican, le restan algo –o mucho- de valor en algunos momentos. Tal vez. De acuerdo incluso.

Pero más allá de ello, del hecho de que la descripción está centrada en la cadena de montaje de la General Motors desde mediados de los setenta hasta, aproximadamente mediados de los ochenta, y de que las referencias culturales y musicales remiten a la cultura norteamericana de aquellos años, no siempre conocidas por nosotros, Historia desde la cadena de montaje [1] de Ben Hamper es un libo absolutamente recomendable. Una historia obrera industrial narrada en una introducción, nueve capítulos y un breve epílogo. Michael Moore, amigo del autor, con el que se relaciona en varios momentos a lo largo de una historia con bastante nudos en común [2], escribió el prólogo. La edición original es de 1998.

Entre muchos otros motivos, hay uno que merece destacarse. El siguiente: entre las páginas de Rivethead: Tales from the Assembly line pueden leerse excelentes definiciones de ese monstruo al que solemos llamar “capitalismo”. Doy luego un ejemplo. Antes, para entrar en calor, déjenme ilustrar con otras que están también a la altura de las circunstancias. Son de Manuel Sacristán [3] que, por supuesto, no conoció a Ben Hamper pero no es improbable que se hubieran entendido bastante bien desde perspectivas ciertamente distintas.

Una nota a pie de página de las OME, de las obras de Marx y Engels de Grijalbo, de El Capital en este caso, es más bien académica:…”

Texto completo en http://www.rebelion.org/noticia.php?id=183852