Andalucia: «Un acuerdo bueno, no óptimo» de Javier Aristu, en campo abierto

san telmo

“Los avatares de la situación parlamentaria andaluza —la más real va camino del Rocío o de la playa, según como se mire— está provocando reacciones y opiniones curiosas, llamativas en algunos casos, como comentaremos a continuación. Incluso ha provocado encuestas peculiares como la de El País-Metroscopia del pasado 18 de mayo sobre la opinión de los andaluces acerca de una repetición de las elecciones autonómicas en nuestra Comunidad. Las encuestas y los estudios demoscópicos tienen el valor que tienen y además, en algunos casos (veremos el nivel de acierto en las municipales del domingo 22 de mayo) se equivocan. El problema no es que se equivoquen las encuestas; estas se hacen para medir la temperatura social en ese momento que, como temperatura y como sociedad, es algo voluble y cambiante por lo que no nos debemos escandalizar de sus errores. El asunto es cómo ciertos medios entran en liza parlamentaria publicando aquellas noticias y reportajes que le pueden venir bien para sus propios intereses.

Hablaba antes de reacciones y opiniones curiosas o llamativas. Algunas hay, como las del ex parlamentario y dirigente socialista Luis Ángel Hierro. En un artículo firmado en Andalucesdiario encauza su indignación por la inexistencia de acuerdo para dejar gobernar a la candidata de su partido, critica a Podemos, Ciudadanos, PP e IU por impedir ese hecho y defiende la independencia de los procesos electorales andaluces respecto de cualquier otro con la idea de destacar la importancia de la autonomía andaluza. Nada que no sea legítimo dentro del campo de la opinión personal y política por lo que no voy a polemizar con él en relación con su criterio sobre el actual desacuerdo y estancamiento parlamentario. Sí me resulta chocante su canto a la importancia de la autonomía andaluza cuando afirma: «Aquí el problema es que, por tactismo político, PP, Podemos, Ciudadanos e IU echan por tierra el trabajo que venimos haciendo los andaluces y andaluzas desde hace 35 años para defender nuestra singularidad y nuestro autogobierno y separarnos de la tendencia uniformista y centralizadora que siempre ha querido la derecha para esta tierra». Tal afirmación podría haberla hecho cuando, en tiempos de Manuel Chaves como presidente andaluz, las elecciones andaluzas iban generalmente emparejadas con las generales del estado: años 1986 (con Rodríguez de la Borbolla de candidato), 1996, 2000, 2004 y 2008, las cuatro con Chaves de candidato. Exactamente 5 convocatorias electorales se hicieron en coincidencia con las generales, en años en que el PSOE gobernaba tanto Andalucía (Manuel Chaves) como España (Felipe González y José Luis Rodríguez Zapatero). O, dicho de otra forma, de las seis convocatorias de las que saldrá Manuel Chaves con mayoría, cuatro son coincidentes con elecciones generales españolas. En resumen, solo cinco de las diez legislaturas andaluzas —las de 1982, 1990, 1994, 2012 y 2015 (la actual) —  han sido resultado de convocatorias electorales independientes de otras. No vale por tanto escandalizarse ahora por que estén tan cercanas las municipales y autonómicas del 143 de las andaluzas de este año, convocatoria que por otra parte, y todo sea dicho, es resultado exclusivo de la decisión personal, y entiendo que caprichosa, de la actual presidenta en funciones que debía conocer perfectamente el calendario electoral de este año y las influencias que tenían unas elecciones sobre otras…”

Texto completo en https://encampoabierto.wordpress.com/2015/05/20/un-acuerdo-bueno-no-optimo/#more-4913