cabecera economía

Cada época histórica tiene características coherentes en sí. La acumulación de capital y el desarrollo del proletariado. El ascenso del capital financiero y las revoluciones y guerras mundiales. El relativo “impasse” imperial, tras la masacre y la descolonización. El crecimiento imparable del poder financiero y el hundimiento de estado de bienestar. La financiarización de la economía y las burbujas cíclicas que terminan con las clases medias. ¿Es posible romper esta dinámica? Sí. Creemos que existen otras políticas posibles y aquí tratamos de documentarlas.