«De la decepción (¿real, aparente?) de un burgués ilustrado, de las tesis de Podemos y de asuntos y luchas de gentes imprescindibles» . Crónicas sabatinas. Salvador Lopez Arnal en Rebelion

salvador lopez arnal, sábado 1

La verdadera identidad la escoge uno, el resto son casualidades

Rossana Rossanda (2015)

Alosanfán: “La verdad de la patria la cantan los himnos: todos son canciones de guerra”.

Ortegajos: ‘El proyecto vital’: “Mundo feliz aquel en que los niños no entendiesen ni aun remotamente la pregunta capital del verdadero corruptor de menores: “Y tú, ¿qué quieres ser de mayor?”.

Rafael Sánchez Ferlosio

Las cosas comúnmente no pasan por lo que son, sino por lo que parecen. Son muchos más los necios que los entendidos, páganse aquellos de la apariencia, y, aunque atienden estoa a la substancia, prevalece el engaño y estímanse las cosas por de fuera”

Baltasar Gracián (El Discreto, 262-263) [1]

Habría que poner en primer lugar el desarrollo omnilateral del hombre, acentuar el igualitarismo y dar mayor importancia a la idea federal basadas en las comunidades pequeñas, desde la base de la sociedad

Francisco Fernández Buey (1980)

 

I. La decepción de un burgués ilustrado que rechaza que le llamen cuñado del molt ex honorable

Lo conocí, desde la más larga distancia social por supuesto, yo era botones y más tarde auxiliar, cuando trabajé en Banca Catalana, SA, en la oficina central de Paseo de Gracia. En el nº 84. No creo que guarde buen recuerdo de mi: le impedí la entrada a “su empresa” (y la de su no-cuñado) un día en el que los trabajadores habíamos decidido ir a la huelga en defensa de un convenio. Si había huelga, me atreví a razonar, nadie podía entrar a trabajar, tampoco los ejecutivos. Nadie es nadie, le señalé emulando a Tarski. De los nervios, se pudo de los nervios, como estos días durante su comparencia. A mi , en cambio, me parecía y me parece muy razonable lo que intentaba argumentarle.

El martes pasado también estaba indignado don Francesc. Por otros motivos. No era ni es para menos. Compareció ante la comisión de investigación de la alargada, omnisciente y todopoderosa trama Pujol-Ferrusola y Cía (nos atributos son cada vez mas teológicos, en consistencia con la publicitada cosmovisión del clan y sus alrededores) y lo hizo, controlándose por supuesto, a calzón quitado.

Algunos de los comentarios de Francesc Cabana (tomo pie en la información de Pere Ríos del pasado 17 de febrero de 2015) sobre el ex president de Banca Catalana:

“No nos consta [a él y a su esposa, la hermana del gran manipulador y acumulador] que el dinero de Pujol venga de un legado, de una herencia, de una dejación, ni de nada”. No le consta… y eso que son no-cuñados. ¿Y si estamos entonces, como voces comentan ante un nuevo juego del gran prestidigitador? Tindrà tanta cara! Por lo demás, el primogénito del clan ha sido imputado recientemente al alegar la propia familia, su padre si mi memoria no me falla, que JPF fue uno de los gestores de la supuesta herencia. ¿Un error en la estrategia del equipo que rodea y defiende los intereses del clan?

“No me gusta que digan que soy su cuñado. Prefiero decir que es el hermano de mi esposa”. No es cualquier cosa, pensando en la ideología de los implicados. Parece que es algo más que una mera “ruptura epistemológica” que dirían Bachelard y Althusser.

“Jordi Pujol aún viene a casa, pero no son visitas para beber cava». ¿Ha seguido viviendo tras su rueda de prensa? ¿Y a qué viene entonces?

“No hay derecho a que una persona tenga un Ferrari y parece que mi sobrino [Jordi Pujol Ferrusola] tiene uno. Me parece vergonzoso, es reírse de la gente que pasa hambre”. ¿Uno, sólo uno? ¿Sincero toque humanista-democrático-cristiano? ¿Nada sabía el tío del fabuloso patrimonio automovilístico de un familiar tan cercano? ¿No lee la prensa un intelectual tan documentado como Cabana?

“Jordi lo sabe todo de nosotros, pero nosotros no sabemos nada de él. Nos enteramos que había tenido un bisnieto por terceras personas”. ¿Lo sabe todo de ellos? ¿Y por qué han permitido ese conocimiento tan exhaustivo? ¿Cómo ha admitido ese desconocimiento tan llamativo y significativo?

“Cuando le dije que tenía que pagar 70.000 euros a Hacienda no movió ni una ceja por mí”. Vale, consistente con don Jordi, ¿algo que objetar? ¿No fue un banquero durante años y años? ¿Los negocios no sn los negocios? Por lo demás, y aunque sea asunto secundario, ¿por qué don Francesc tenía que pagar esa cantidad a Hacienda, mis ingresos, por ejemplo, tras dos años y varios meses de trabajo? (Cabana se vio obligado para pagar la multa a vender su biblioteca personal y una colección de documentos que fue recopilando durante su dilatada trayectoria. Entre ellos, una colección de títulos de casi tres mil empresas catalanas, datados algunos en el siglo XIX. ¡No está mal, nada mal!)

“Era un hombre que no le preocupaba el dinero y al que le tenías que dar veinte duros para pagar una cerveza”. Es decir, inversión hegeliano-marxiana, que le preocupaba mucho, que el dinero non olet que dirían Marx y Sánchez Ferlosio, que don Jordi estaba por encima de los gastos cotidianos de gentes normales y corrientes, de ciudadanos de clases subalternas.

“Juro que ni yo ni mi esposa sabíamos absolutamente nada, ni la olíamos”. ¿Nada? ¿No sabían nada de nada del tren de vida del clan familiar Pujol-Ferrusola al que también ellos han pertenecido? ¿No han estado más que próximos al centro de la trama hasta el pasado julio de 2014 según propia confesión del interesado?

“Yo era el primer pujolista de este país, hasta el día de Sant Jaume” [25 de julio, fecha de la confesión del ex presidente de la Generalitat]. ¿Hasta el 25, hasta entonces fue un pujolista convencido y no cualquiera sino el primero de esa clase? Sea así, si don Francesc lo dice. Pero, ¿dice eso mucho a favor de un intelectual crítico, formado, estudioso y documentado del que se espera un conocimiento básico de los asuntos que afectan a la sociedad de la que es miembro activo-muy-activo? ¿Hay que deducir de ese pujolismo declarado que está de acuerdo con los avatares políticos de los gobiernos de Pujol y continuadores durante estos últimos 35 años sin, por cierto, una ley electoral propia que ahora, dicen o anuncian, piensan desencallar garantizando la representatividad de la ciudadanía?

Hasta aquí las frases…»

Texto completo en http://www.rebelion.org/noticia.php?id=195666