“¿Entrará la economía mundial en una nueva recesión el próximo año?” de Michael Roberts, en sin permiso

diego_rivera_los_murales_industriales_de_detroit

“El Banco de la Reserva Federal de Estados Unidos tiene la intención de elevar su tasa básica de interés en su reunión de política monetaria el 15 de diciembre. Esta será la primera subida del Fed desde 2006. Es una prueba de hasta que punto ha durado y ha sido profundo el impacto de la crisis financiera mundial de 2007-2008, la subsiguiente Gran Recesión de 2008-9 y la consiguiente y aparentemente interminable larga depresión con un crecimiento económico por debajo de la tendencia histórica desde entonces.

Durante seis años, la Fed ha mantenido su tasa de interés cercana a cero para ‘salvar a los bancos’ de la crisis, evitar una depresión por deuda como en la década de 1930 y reactivar la economía a base de crédito barato.

Ben Bernanke, el entonces presidente de la Fed, sigue argumentando que esa política monetaria “no convencional” fácil funcionó. Bernanke ha publicado recientemente un libro defendiendo su estrategia y concede entrevistas con el mismo mensaje.

En este blog, he analizado el mayor o menor éxito de la flexibilización cuantitativa allí donde se ha aplicado en los EE.UU., Japón y ahora en la zona euro. Ha sido un estrepitoso fracaso a la hora de reactivar las principales economías. Pero ha sido un gran éxito por lo que se refiere a crear un nuevo boom en los mercados de acciones y bonos y en la financiación de nuevas burbujas de crédito en las economías emergentes.

Al parecer, la mayoría de los responsables de la política monetaria de la Fed creen que, por fin, la economía estadounidense está creciendo lo suficientemente rápido como para ‘apretar’ los mercados de trabajo e incluso aumentar la posibilidad de un aumento de la inflación, tal vez con el tiempo más allá del objetivo del 2% que la Fed se ha fijado. Pero esa conclusión es discutible por lo menos.

Es cierto que la tasa de desempleo se ha reducido a la mitad a un 5%, desde su máximo del 10% en el momento más duro de la Gran Recesión, pero todavía está por encima de los mínimos previos a la crisis. Y la inflación se mantiene muy por debajo del objetivo de la Fed. La inflación general, que incluye los precios de la energía y los alimentos, es casi cero, e incluso excluyendo estos bienes, la llamada inflación “básica”, es aún inferior a la meta de la Fed, situándose en el 1,9%, aunque está creciendo. Y si nos fijamos en los precios que los estadounidenses promedio pagan por los bienes y servicios que utilizan, con base en el índice de gasto de consumo personal (PCE), entonces la inflación es muy baja…”

Texto completo en http://www.sinpermiso.info/textos/entrara-la-economia-mundial-en-una-nueva-recesion-el-proximo-ano