«España no recuperará todo el empleo perdido hasta 2020» de Jose Antonio Vega, en Cinco Dias

cadena de montaje

“España no volverá a contar con los  20,6 millones de ocupados que tenía antes de la crisis en toda la década. Tendrá que esperar al menos hasta 2020 para recuperar el número de ocupados de 2007, cuando se quebró el ciclo más longevo de crecimiento económico y de generación de empleo de la historia democrática. Y en tales umbrales temporales lo lograría siempre y cuando todo vaya bien:crecimiento económico razonable e ininterrumpido y ausencia de choques externos que pongan en riesgo la financiación del país. Esa es la conclusión a la que llegan varios expertos consultados sobre el porvenir del empleo, que, con matices, estiman volverá a las cotas que tenía en 2007 en un trecho de entre seis y diez años.

El más elemental de los ejercicios matemáticos revela que, de mantenerse el ritmo de avance de la economía previsto para este año y una réplica de avance de ocupados parecida (cerca del 3% de mejora del PIB y del empleo), el número de personas ocupadas aumentaría en torno a medio millón cada año. Dado que el nivel de ocupación es ahora de 17,57 millones de personas, según la EPA, tardaría seis años completos en llegar a los 20,57 millones que registró en 2007 y que es el máximo histórico.

Pero estas estimaciones de trazo grueso solo son posibles si la economía española entra de nuevo en un círculo virtuoso en el que se movilicen consumo privado e inversión pública y privada, algo que hoy tiene más dificultades que en el año 2000, cuando se desataron tales motores del crecimiento en el último ciclo alcista, coincidiendo con el arranque del euro. El consumo depende la renta disponible y ésta, en parte, de la inversión privada, ahora agarrotada por el alto endeudamiento de los agentes económicos, pese a que las condiciones financieras son hoy más laxas que hace 15 años: tipos reales muy cercanos a cero y liquidez bancaria ilimitada.

El profesor de Economía Aplicada de la Universidad Autónoma de Barcelona, Josep Oliver Alonso, estima que “dando por bueno que el BCE siga dopando las economías, no está nada mal generar 400.000 empleos al año y, en tal caso, no absorberemos la pérdida hasta 2022. Pero 400.000 empleos al año me siguen pareciendo muchos”. Advierte que algunos de los grandes motores de creación de empleo en el último ciclo no se podrán activar. “La construcción aportó uno de cada cinco empleos entre 1998 y 2007 y el sector público, otro tanto, y ahora tal cosa es irreproducible, porque hay unsobreendeudamiento de los hogares y los rigores fiscales maniatan el gasto público”, asegura Oliver Alonso…”

 

Texto completo en http://cincodias.com/cincodias/2015/02/20/economia/1424453501_031705.html