Hablemos (por una vez) de Esperanza Aguirre. Artículos de Jesus Maraña, Rafael Reig y José Oneto.

aguirre esperanza

Jesus Maraña dice en infoLibre [ ¿Admirable, señora Aguirre?]: “Alguien podría pensar que poner los focos sobre Esperanza Aguirre es pecar de centralismo o madrileñismo, cuando las elecciones del próximo domingo afectan a trece comunidades autónomas y a los más de 8.122 ayuntamientos de toda España. Aguirre representa mucho más que la candidatura del PP a la alcaldía de Madrid: su falta de respeto a la ciudadanía es ejemplo de una forma de entender la política que incluye la confusión permanente entre lo público y lo privado, practicada sin pudor, con una especie de convicción de que su cacareado liberalismo consiste en que lo suyo es suyo, y lo que es común, también.

De otro modo cuesta entender el desparpajo con el que esta señora despacha las informaciones sobre los negocios y actividades de su marido al tiempo que se permite exigir explicaciones a otros candidatos sobre lo que hacen sus cónyuges. “Mi marido es absolutamente admirable”, espetó este lunes Esperanza Aguirre al reportero Gonzo, del programa El Intermedio de La Sexta, cuando este le preguntaba por las gestiones privadas que Fernando Ramírez de Haro realizó con empresas que dependen de la Comunidad de Madrid. Lo cual equivale al célebre “manzanas traigo” de quien se niega a explicar a dónde va.

Al margen de que Fernando Ramírez sea o no “admirable” como esposo, como conde, como abuelo, como jugador de golf o de mus, lo que Aguirre está obligada a aclarar como candidata a alcaldesa y como expresidenta de la comunidad de Madrid es lo siguiente:
– ¿Le parece también admirable que su marido actúe como lobista para una sociedad privada (Herrero y Asociados) realizando gestiones con empresas que dependen directa o indirectamente de la Comunidad de Madrid? (Por ejemplo Telemadrid, la Universidad Politécnica o Ifema).

– ¿Le parece admirable que su marido se lleve una comisión del 10% por “asesoramientos en tareas comerciales y promocionales”, pese a que en ningún rincón de su biografía figuren conocimientos o experiencia en patentes o asuntos de propiedad industrial, que son los servicios que ofrece Herrero y Asociados?

– ¿Le parece admirable que su marido coloque productos de sus empresas familiares a establecimientos hosteleros ubicados en sedes de instituciones como el Congreso de los Diputados o la Asamblea de Madrid y que dependen de adjudicaciones públicas?..”

Texto completo en http://www.infolibre.es/noticias/opinion/2015/05/19/admirable_senora_aguirre_32820_1023.html

 

Rafael Reig en eldiario.es titula A Esperanza Aguirre y dice: “Dice usted, señora Aguirre, que sus principios son: “la libertad, la vida, la propiedad, el imperio de la ley y el orgullo de ser españoles”. Menudo galimatías y qué ganas de mezclar churras con merinas. ¿Cómo va a ser un principio el orgullo, sea con motivo de ser españoles, con motivo de ser de Calatayud o con motivo de ser protésico dental? Con un principio tan disparatado cuesta imaginar dónde se puede terminar.

Es difícil en cambio no ser partidario de la libertad, lo admito, en especial de la propia, ¿verdad? Cuando se trata de la libertad de los demás, ya es harina de otro costal y resulta mucho más fácil comprender que pueda limitarse. En estilo rústico, para que usted me entienda: a mí me gustaría tener la libertad de vivir en una casa como la suya, por ejemplo, pero no la tengo, porque no puedo pagarla. ¿Dónde queda la libertad de quienes han sido desahuciados? ¿Quién tiene libertad para operarse en una clínica privada? ¿Habla usted sólo de la libertad que cada uno se pueda pagar en esta sociedad injusta y explotadora?

Hablar de libertad en abstracto resulta encantador, pero carece de sentido. Como dijo alguien: libertad, ¿para qué?

Mi pregunta para usted es: ¿qué libertades quiere garantizar?

A mí me parece que resultan fundamentales al menos unas cuantas libertades: la de tener vivienda, la de tener trabajo, el acceso a la educación y a la cultura, y la sanidad. Es un hecho probado que usted ha hecho todo lo posible por limitar para la mayoría de la población esas libertades, privatizando todo lo que ha podido y reduciendo cuantas ayudas se seguían dando.

Entonces, ¿a qué libertad se refiere? A la de aparcar en el carril-bus de la Gran Vía, me imagino. A la libertad de los señoritos: el poder hacer lo que me dé la gana si lo puedo pagar. Sus palabras no pueden ser más claras: “El Ayuntamiento no está para amargar la vida con prohibiciones, impuestos u obras inoportunas”. Ni la ley ni nadie debería limitar la santa libertad de los que tienen dinero, ¿verdad?..”

Texto completo en http://www.eldiario.es/cartaconpregunta/Esperanza-Aguirre_6_389221092.html

 

Oneto en República de las ideas escribe Esperanza Aguirre al borde del caos: “Agobiada por las encuestas; preocupada porque la candidata de Ahora Madrid (Podemos) pueda desbancarla del primer puesto como fuerza política más votada; sorprendida por la última encuesta de Metroscopia para El País que da un empate técnico entre ella y Manuela Carmena; intentando recomponer parte de los platos que ha roto durante las semanas de la precampaña y campaña electoral, Esperanza Aguirre, candidata del Partido Popular a la Alcaldía de Madrid, ha intentado este lunes reconciliarse con sus orígenes, tendiendo una mano a quien ha sido su punto de referencia, el expresidente del Gobierno, José María Aznar, y a su esposa, Ana Botella, la actual alcaldesa madrileña a la que ha hecho todo tipo de críticas, y ha ejercido todo tipo de maniobras y desprecios.

Aguirre que ha hecho de su campaña un calvario para su compañera electoral, la candidata a la Comunidad Cristina Cifuentes, repitiendo una y otra vez, que su candidato era el actual presidente de la Comunidad madrileña Ignacio González, y no ella; que le ha llevado la contraria en todo lo que ha podido, que le ha restringido incluso los fondos electorales ya que el grueso de los mismos se los ha llevado ella, que le ha substituido en debates televisivos cuando la candidata solicitada ha sido Cristina Cifuentes, y que no la ha defendido cuando ha sido atacada, por su posición distinta a la del partido en temas polémicos como el aborto, se encuentra, ahora, en una situación electoralmente, muy comprometida, según adelantan las encuestas.

Pero no sólo ha sido Cifuentes la principal objetivo de sus ataques (Thelma y Louise en versión sádica como diría Marcello) sino incluso, la actual alcaldesa Ana Botella, la esposa de su admirado José María Aznar, a la que ha ninguneado, a la que ha marginado de su campaña, a la que ha acusado de chivarse a Mariano Rajoy porque no quería que nadie de su equipo formase parte de su candidatura, y a la que ha venido criticando, indirectamente, con promesas que ella ha prometido obviando que ya estaba haciéndolo la actual alcaldesa, ausentándose incluso de la despedida oficial, para irse a la pradera de San Isidro vestida de chulapona.

Este lunes en un desayuno informativo ha revelado su auténtico estado de ánimo, al borde del caos, temiendo perder, y tendiendo puentes a ese sector del partido que representa José María Aznar que el domingo aplaudió la defensa que el expresidente hizo de su esposa como alcaldesa, en unas circunstancias difíciles y en una ciudad en quiebra, y que Aguirre ha maltratado en público sin necesidad. Ahora, ya no para Aguirre, Ana Botella (lo que son las cosas) “ha sido esa gran mujer que está detrás de un gran hombre. Ha ayudado en todo momento a José María Aznar y luego ha hecho una labor excelente en el Ayuntamiento”. Respecto al expresidente del Gobierno y marido de Botella, ha loado su “tarea impresionante y de titanes por España”…”

Texto completo en http://www.caffereggio.net/2015/05/19/esperanza-aguirre-al-borde-del-caos-de-jose-oneto-en-republica-de-las-ideas/