Homenaje (modesto) a Chinua Achebe

chinuachebe

1) Muere Chinua Achebe, padre de la literatura africana de Donato Ndongo-Bidyogo en El Pais: «Chinua Achebe, quizás el escritor más influyente de África, acaba de fallecer. Nació en Ogidi, sur de Nigeria, en 1930. Educado en el cristianismo, desde temprano sintió la necesidad conservar sus señas de identidad, permaneciendo fiel a su cultura ibo. Mientras estudiaba Historia y Teología en la Universidad de Ibadán, en su país -entonces colonia británica-, dejó de llamarse Albert para recuperar su nombre tradicional. En esa época, y en la misma prestigiosa institución, se forjó una formidable generación de escritores, vanguardia de las letras africanas en lengua inglesa: John Pepper-Clark, Cole Omotoso y el premio Nobel Wole Soyinka. Nombres como Amos Tutuola y Cyprian Ekwensi también destacan en una lista más amplia de quienes durante más de medio siglo han marcado las líneas básicas de la literatura moderna africana, creando una escuela que continúa en autores como Ben Okri o el inolvidable Ken Saro-Wiwa, paisano de Achebe, ahorcado en 1995 por la ominosa dictadura del general Sani Abacha.

Una de las características esenciales de estos creadores es la utilización de la lengua inglesa -impuesta por el colonialismo- para sus propios fines. Lo importante no es el perfeccionismo academicista, sino la transmisión de los valores; no rechazan escribir en la “lengua del enemigo”, sino que se valen de ella para comunicar y universalizar sus emociones, anhelos y frustraciones africanas. De ahí que no desdeñen construir su literatura en el inglés sencillo propio del común de su gente, en el idioma de los suburbios y de los estibadores de los puertos de Lagos o Port-Harcourt. Esa apuesta, además de remarcar su grandeza, permite soslayar polémicas un tanto artificiales que desde hace tiempo planean sobre las literaturas africanas: el papel de las llamadas “lenguas importadas” en la construcción de las culturas postcoloniales, o la presunta inutilidad de la literatura en sociedades mayoritariamente analfabetas…». Texto completo en http://cultura.elpais.com/cultura/2013/03/22/actualidad/1363964850_382637.html.

 

2) Unas páginas de Todo se desmorona con una introducción de la especialista en literatura africana Marta Sofía López Rodriguez


leer en el libro

Dentro del Libro

 

3) Uno de sus ensayos más lúcidos, “Una imagen de África: racismo en El corazón de las tinieblas, de Conrad” (1975), la crítica que hizo de la conocida novela de Joseph Conrad, publicada en 1902. Traducción de Francisco Ramos. Fuente: Jorge L. Marzo y Marc Roig (eds), Planeta Kurtz. Cien años de El corazón de las tinieblas de Joseph Conrad, Mondadori, Barcelona, 2002, pp. 39-56