Israel: «Los colonos controlan nuestro destino» entrevista a Zeev Sternell, en Página12

Sternell

Desde el regreso del Likud y sus aliados al gobierno en 2009, el laborismo ha venido perdiendo influencia en el escenario político. Mientras tanto, las derechas gobernantes no muestran voluntad para pactar con los palestinos.

 La líder del Partido Laborista israelí, Shelly Yachimovich, aseguró ayer que reconsideraría entrar al gobierno de coalición liderado por el primer ministro Benjamin Netanyahu si se produce la salida de Hogar Judío, partido religioso y ultranacionalista. Desde el regreso del Likud y sus aliados al gobierno en 2009, el laborismo ha venido perdiendo influencia en el escenario político. En las últimas elecciones de enero pasado, los laboristas obtuvieron el tercer lugar, con un 11,4 por ciento de los votos, seguidos de cerca por Hogar Judío. “El laborismo ha abandonado las funciones básicas de un partido de izquierda, ha perdido su especificidad y no es, a los ojos de la mayoría de los israelíes, una alternativa creíble a la derecha”, explicó a Página/12 Zeev Sternhell, historiador y profesor de la Universidad Hebrea de Jerusalén. Sternhell, 78, contestó preguntas por mail desde Israel.

 “Nosotros optamos por no sentarnos en la coalición con usted. Pero le ofrecimos una ‘red de seguridad’ para el progreso real hacia la paz”, le recriminó el mes pasado Yachimovich a Netanyahu. Unos días más tarde, la ministra de Justicia y jefa de la delegación israelí en las negociaciones con la Autoridad Nacional Palestina, Tzipi Livni, invitó al laborismo a unirse al gobierno de Netanyahu en nombre de la paz. La negativa de Yachimovich marca la ausencia de los laboristas en las conversaciones con los palestinos, quienes en 1993 lograron la firma de los Acuerdos de Oslo de la mano del entonces premier laborista Isaac Rabin…”

 

Texto completo en http://www.pagina12.com.ar/diario/elmundo/4-232760-2013-11-03.html