«Las mentiras sobre el acuerdo de Grecia» de Juan Laborda, en vozpopuli

Acuerdo de grecia

“Frente al ocultamiento, la mentira, el servilismo, la ausencia de verificación por parte de los “mass media” patrios sobre los entresijos de cómo se fraguo el reciente acuerdo entre Grecia y el Eurogrupo, la realidad es otra, distinta. Al igual que nos enteramos de las condiciones o memorándum del rescate bancario patrio por medio del parlamento holandés, allá por julio de 2012, tenemos que acudir a fuentes de información extranjeras para alumbrar lo que realmente ocurrió el viernes 20 de febrero en Bruselas.

El economista estadounidense James Galbraith pasó esa semana de duras negociaciones junto con el ministro griego de finanzas Yanis Varoufakis, incorporándose al equipo científico de la negociación griega. Fue entrevistado por el periodista Shawn Tully de la revista Fortune para compartir sus experiencias “desde dentro”. Manda narices que tengamos que acudir a medios estadounidenses, nada sospechosos de heterodoxia, ultra-izquierdismo o cosa que se le parezca para conocer lo que se cocinó entre bambalinas.

Para Galbraith, el espectáculo de la falta de coordinación del lado europeo resultó bochornoso: “Yo soy un veterano del personal de expertos del Congreso estadounidense. Contemplar un cuerpo institucional oficial funcionando con tamaña desidia y de forma tan ad hoc, observar en directo el Eurogrupo y su incompetente forma de hacer las cosas, fue para mí una verdadera revelación”. Sin comentarios.

Descoordinación europea

Como detalla Galbraight en la entrevista a Fortune, en el cónclave del Eurogrupo, Pierre Moscovici, el comisario de la UE para asuntos económicos y financieros, presentó a Varoufakis un borrador de comunicado que permitía a Grecia solicitar una extensión de su acuerdo de préstamo garantizándole tiempo para discutir un nuevo programa de crecimiento para Grecia. Como dijo Varoufakis en la conferencia de prensa posterior a la reunión, él estaba listo para firmar el comunicado de Moscovici, al que alabó como un “documento espléndido” y una “verdadero punto de ruptura”. Pero el jefe del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, estaba elaborando su propio documento.

Por si faltaban pocos, cuando la delegación griega tuvo que combinar partes de los dos borradores, a fin de producir un documento aceptable para ambas partes, apareció, según el testimonio de Galbraith, el ministro alemán de finanzas Wolfgang Schäuble. Simplemente dijo no a la elaboración de una declaración conjunta como preludio de un compromiso. La falta de coordinación del lado europeo resultaba patética…”

Texto completo en http://vozpopuli.com/blogs/5556-juan-laborda-las-mentiras-sobre-el-acuerdo-de-grecia