“”Lo que usted debe saber sobre el conflicto minero de Tía María, en Perú (Parte II)” de Julian Arellano, en GlobalVoices

Screen-Shot

“Las protestas realizadas por agricultores contra el proyecto minero Tía María en Perú han dejado ya cinco personas muertas en más de 60 días por lo que esto el gobierno nacional decretó el estado de emergencia para la provincia de Islay, en el departamento de Arequipa, al sur del país.

Aunque los hechos violentos se han producido en ambas partes, quienes apoyan el proyecto minero han tratado de capitalizar esta sensación de desgobierno que produce la violencia y han pasado de llamar “antimineros” a los manifestantes a llamarlos “terroristas antimineros“. El uso del término “terrorista” despierta una fibra sensible en la opinión pública que aún recuerda la época del terrorismo en el país.

La congresista peruana Verónika Mendozaseñala en su blog  lo contraproducente que resulta el uso de estos términos en medio del esfuerzo para instaurar un diálogo:

“si esos que protestan son ‘terroristas’ entonces poco valen sus vidas, menos sus opiniones”, ese parece ser el mensaje final. “Escalamos” así de ladesciudadanización [sic] a la deshumanización del otro. Quienes han hecho uso de estos términos públicamente saben muy bien de todas estas implicancias. Por eso resulta preocupante que desde el Estado, supuesto garante neutral de derechos, no se haya deslindado o exigido rectificación como correspondía sino más bien se haya refrendado tácitamente.

En la publicación digital Lampadia mantienen una opinión contraria. Afirman que muchas de las acciones protesta de los manifestantes infunden terror a la población por lo que pueden ser calificadas de terrorismo. Es más, según ellos estas acciones son parte de un llamado “Manual Anti-minero” aplicado en diversas partes del país.

El proceso para detener un proyecto minero es siempre el mismo: miente; búscate un publicista, como Bueno en Tambo Grande; juega con la ignorancia de la población, a la que nadie explica las cosas; juega con sus miedos y sentimientos; amenaza; demuestra tu poder haciendo daños físicos a determinadas personas; organiza marchas; toma carreteras; destruye la propiedad pública y privada y trata de conseguir la muerte de un inocente para “demostrar la brutalidad” de la represión.

Sin embargo, fue otro hecho el que afectó más la credibilidad de los manifestantes. El 26 de abril se dio a conocer un audio en el cual presuntamente se escucha al Dirigente del Frente de Defensa del Valle de Tambo, Pepe Julio Gutiérrez, pedir dinero a la Southern para terminar las protestas. El dirigente negó que se tratara de su voz, aduciendo que sería un montaje, pero finalmente fue detenido por 24 horas el pasado 15 de mayo, medida que luego fue ampliada a 7 días. El 19 de mayo la Fiscalíaconfirmó que la voz del audio es la de Gutiérrez.

El dirigente del Frente de Defensa es además miembro de la agrupación política Tierra y Libertad, liderada por el exsacerdote Marco Arana. Arana declaró a una radio local que la empresa minera Southern también debería ser investigada por este caso de corrupción:

Si hubo actos de corrupción, hay un corrompido y un corruptor. Las personas que estaban dispuestas a hacer estos pagos deben ser investigados. Si existen pruebas materiales, que caiga todo el peso de la ley.

El exviceministro de Gestión Ambiental José De Echave preguntado en el blog de Noticias Ser respecto a la separación de Gutiérrez del movimiento político Tierra y Libertad, respondió:

Hay una comisión de ética que está revisando el caso y, mientras tanto, se ha tomado la decisión correcta. Espero que se hagan todas las pericias técnicas posibles, para que se aclare esta situación lamentable, que afecta y ha tenido un impacto negativo, pero que da la impresión que no daña una lucha que creo que tiene fundamentos y razón de ser.

En una reacción un poco tardía, el 15 de mayo se anunció que el presidente Ollanta Humala daría un mensaje a la nación respecto a Tía María. La aparición del presidente en la televisión se vio demorada un par de horas, lo que ocasionó bromas ácidas y memes. Finalmente el mensaje se emitió y si bien lo más importante del mismo fue el anuncio presidencial de que el proyecto minero no podía suspenderse, a la vez dejaba en manos de la empresa Southern la decisión final.

La decisión de la empresa se conoció ese mismo día por intermedio del presidente del Consejo de Ministros, Pedro Cateriano, quien anunció que la Southern había decidido “pausar” el proyecto durante 60 días para “socializar el proyecto y despejar todas las dudas existentes”.

Los manifestantes no quedaron muy convencidos con estos anuncios y ese mismo día una marcha pacífica se convirtió en un enfrentamiento con la policía en la localidad de Cocachacra, Arequipa…”

Texto completo en http://es.globalvoicesonline.org/2015/05/27/lo-que-usted-debe-saber-sobre-el-conflicto-minero-de-tia-maria-en-peru-parte-ii/