Más sobre las elecciones nigerianas. Análisis y noticias de última hora

buhari

La agencia MISNA ha publicado recientemente la entrevista siguiente:

Marzo 24, 2015 – 13:08 NIGERIA

JONATHAN EN HORAS DECISIVAS (Entrevista)

Economía y Política Portada

“El aplazamiento de las elecciones ha alterado el juego. Ahora hay que ver hasta dónde llegan esos cambios”, comienza diciendo Tolu Ogunlesi, periodista y bloguero nigeriano, corresponsal de la revista Africa Report, comentarista de Al Jazeera, The Guardian y Financial Times, dos veces ganador de los Multichoice African Journalism Awards otorgados por la CNN. Con MISNA habla desde Lagos, la más poblada metrópolis sub-sahariana, motor económico de un país situado ante una encrucijada. El sábado habrá elecciones presidenciales, y es difícil saber quién ganará.

Una pregunta directa: ¿quién jurará como presidente en mayo?

“Cinco meses atrás habría apostado por el All Progressives Congress (APC) y su candidato, el ex-presidente Muhammadu Buhari. Pero el aplazamiento de las elecciones, que debían haberse celebrado el 14 de febrero, alteró el juego. Ahora queda ver hasta qué punto punto”.

¿El presidente Goodluck Jonathan estaría recuperando posiciones?

“En Nigeria no hay una cultura de sondeos como entre ustedes en Europa. Se han publicado algunas mediciones, por ejemplo una relativa al estado de Lagos. Pero en general no hay sondeos detallados, precisos e independientes. Dicho esto, la impresión es que en las últimas semanas se han vuelto a mezclar las cartas. Los partidarios de Buhari ya no están tan seguros de vencer”.

¿Quién gastó más dinero en la campaña electoral?

“En general se ha gastado mucho, a pesar de la caída del precio del petróleo y las consecuentes dificultades financieras para un país como Nigeria, el octavo productor mundial de oro negro. Entre los partidos, indudablemente el que ha tenido más recursos a su disposición ha sido el People’s Democratic Party (PDP) de Jonathan. En una sola ocasión, en diciembre, representantes del mundo de las empresas y los negocios se comprometieron a apoyarlo con donaciones por cien millones de dólares. El abismo entre partidos se ha hecho aún más evidente en el último mes, tras el aplazamiento de las elecciones. La prolongación de la campaña electoral ha puesto en graves dificultades financieras al APC: parecería que no tienen más dinero”.

Se ha hablado de fondos sauditas para la elección de Buhari. El ex-presidente es un musulmán oriundo del norte de Nigeria, a diferencia de Jonathan, cristiano, nacido y crecido políticamente en el sur rico en petróleo…

“Arabia Saudita financia actividades religiosas en todo el mundo musulmán y por lo tanto también en Nigeria. Pero sobre fondos en auxilio de Buhari, al menos por ahora, no hay prueba alguna”.

¿De qué modo puede Boko Haram condicionar el resultado de las elecciones?

“Las elecciones ya han sido condicionadas. La razón del aplazamiento ha sido justamente la falta de seguridad en la región del noreste, en la cuenca del Lago Chad, ocupado en parte por el grupo islamista. Muchas ciudades de la zona han sido abandonadas, y ahora sus habitantes se encuentran en campamentos de desplazados o en lugares menos inseguros. Pero al crisis relacionada con Boko Haram, influirá también las decisiones de los electores. Muchos creen que Buhari, un general retirado con mucha experiencia en cuestiones militares, está en mejor posición para hacer frente a Boko Haram. En este sentido, la crisis ha quitado votos a Jonathan. Pero también es cierto que en varias zonas del país sigue predominando en la decisión el sentido de pertenencia: en el Delta, por ejemplo, es improbable que la afinidad étnica y religiosa no haga que la balanza favorezca al presidente actual”.

¿Cuáles son las características decisivas de los dos candidatos principales? Comencemos por Buhari…

“Más allá de la competencia en cuestiones militares y de seguridad, su punto fuerte es la fama de enemigo inflexible de la corrupción. Pero en el período en que condujo al país, entre 1983 y 1985, se recuerda también la llamada ‘guerra a la indisciplina’: Para tratar de poner en orden la vida pública, fueron despedidos funcionarios y se impusieron prohibiciones a la importación de bienes de consumo. En el plano económico, los resultados fueron negativos”.

¿Y el actual presidente Jonathan? ¿Por qué deberían votarlo los nigerianos? Boko Haram se ha apoderado de un trozo del país y las estudiantes de Chibok se esfumaron en la nada…

“Los puntos que lo perjudican no son sólo esos. Durante cuatro de los cinco años de su mandato presidencial, los precios del petróleo han estado altos, pero su gobierno no ha logrado ahorrar casi nada. En  el Delta del Níger se sigue robando petróleo, mientras los subsidios al combustible se comen una parte del Producto Bruto Interno (PBI). En resumen, a pesar de que las circunstancias le eran favorables, en el aspecto económico Jonathan no ha tenido buenos resultados”. [VG/NBJ]

 

Nos parecen interesantes también dos despachos recientes de la agencia Europa Press:

Un tribunal nigeriano bloquea el recurso contra Buhari: http://www.europapress.es/internacional/noticia-bloqueado-recurso-buscaba-evitar-buhari-participara-elecciones-20150325181453.html

Prohíben la presencia de militares cerca de centros de votación en Nigeria: http://www.europapress.es/internacional/noticia-prohiben-presencia-militares-cerca-centros-votacion-nigeria-20150324155752.html