“México: reacciones y reflexiones después de Ayotzinapa”. Dossier. Magdalena Gómez y Luis Hernández Navarro. sinpermiso

mexico mural

“Ayotzinapa: superar la trampa de la incineración en tiempos electorales

Se logró el objetivo político de no bajar la guardia en el periodo vacacional de diciembre.

Las madres y los padres de los jóvenes normalistas de Ayotzinapa desaparecidos hace 109 días cumplieron con creces la movilización, lo mismo en Acapulco, en la ciudad de México ante la Procuraduría General de la República (PGR) y la residencia de Los Pinos, así como con su participación en el festival mundial de las resistencias donde fueron invitados especiales del Ejército Zapatista de Liberación Nacional y el Congreso Nacional Indígena. En todos ellos el mensaje contundente fue la exigencia de aparición con vida de los estudiantes y la apertura de investigación hacia el Ejército y la Policía Federal.

Postura antagónica con la línea oficial que ha sustentado la PGR en torno a la supuesta incineración de los jóvenes desaparecidos a partir de las declaraciones de sus detenidos, tres de ellos, que supuestamente son parte del grupo delincuencial Guerreros Unidos. Justamente en este punto es importante que el cuestionamiento a la fragilidad del planteamiento sobre el basurero de Cocula no coloque el implícito de que se reconoce que se realizó una masacre, lo cual es antagónico con el planteamiento de la desaparición forzada de los normalistas. Ciertamente hay elementos contundentes sobre lo inverosímil de que en una noche lluviosa y en las condiciones que la PGR ha señalado se produjera la referida incineración de 43 jóvenes. Especialistas han colocado elementos al respecto; también se planteó que posiblemente no fueron cremados en Cocula, sino que el propio Ejército cuenta con espacios habilitados para tales fines. Ello abrió la polémica entre la negativa del Ejército de que tiene crematorios y quienes como el general Francisco Gallardo lo desmienten. Ante este panorama la postura de las madres y los padres de los jóvenes desaparecidos es plenamente congruente en el rechazo a lo expresado por la PGR y en denunciar que en los hechos no hay abierta otra línea de investigación. Incluso aceptaron los primeros resultados periciales del laboratorio de la Universidad de Innsbruck, Austria, sobre la identificación de uno de los estudiantes desaparecidos, Alexander Mora Venancio, efectivamente asesinado y, sin embargo, sin evidencias de que sus restos analizados provengan del basurero de Cocula, tal como en su momento aclararon los peritos argentinos.

Por su parte la PGR acumula decenas de detenidos en torno a los hechos, sin ofrecer nuevas evidencias, ni moverse un ápice de su línea exclusiva en torno a Cocula, pese a que no la reconoce como tal. Es emblemático que a la pareja Abarca les ha consignado por delitos que no se vinculan directamente con la desaparición forzada de los jóvenes normalistas.

Por ello tiene sentido el anuncio de las madres y los padres de los estudiantes de Ayotzinapa desaparecidos, para desmarcarse de la trampa en torno a la supuesta incineración masiva, en el sentido de iniciar una búsqueda organizada desde el movimiento social. Tienen un plan específico cuyas rutas no anuncian por obvias razones y van sin el acompañamiento del Estado, cuya interlocución está suspendida, por decir lo menos. Los guía la convicción de que encontrarán con vida a los estudiantes…”

Texto completo en http://www.sinpermiso.info/textos/index.php?id=7653