Nigeria: Jonathan premia la memoria del dictador Sani Abacha.Nwachukwu Egbunike. GlobalVoices

soni abacha

Nigeria celebró cien años desde que los colonialistas británicos unieron el norte y el sur en una sola nación en 1914. Como parte de las actividades para conmemorar el aniversario, el gobierno nigeriano honró a cien nigerianos con un Premio del Centenario [en].

Sin embargo, algunos nigerianos rechazaron el premio, entre los cuales destaca el catedrático Wole Soyinka, escritor y ganador del Premio Nobel de Literatura en 1986. Soyinka rechazó el premio debido a la inclusión en la lista de honores del general Sani Abacha, el fallecido dictador [en] de Nigeria, quien se cree robó entre tres y cinco mil millones de dólares [en] en cinco años.

En una carta publicada en el sitio de noticias Vanguard, titulada “La canonización del terror” [en], Soyinka describió a Abacha de este modo:

El general Sanni Abacha, un despiadado usurpador bajo cuya autoridad se extinguieron las vidas de un presidente electo y su esposa. Los asesinatos ─ incluso mediante bombas cínicamente atribuidas a la oposición – se convirtieron en rutina. Bajo ese gobernante, la tortura y otras formas de barbarie fueron consagradas como la norma de gobernanza. Para acorralar, nueve ciudadanos nigerianos, entre ellos el escritor y ecologista Ken Saro-wiwa, fueron ahorcados tras un juicio nauseabundo incluso bajo los estándares más primitivos de proceso judicial, y en desafío a la intervención del liderazgo mundial. Estamos hablando de un hombre que puso a esta nación en estado de sitio durante un implacable reino de terror, apenas diferente de los ataques actuales de Boko Haram [un grupo yihadista en el norte de Nigeria]. Es precisamente este psicópata que fue canonizado recientemente por el gobierno de Goodluck Jonathan, en conmemoración de los cien años de trauma nigeriano.

El escritor, dramaturgo y poeta rechazó el premio [en] con esta observación:

[…] un asesino y ladrón sin ninguna cualidad redentora conocido como Sanni Abacha, aquel cuyo botín todavía se busca por todo el mundo y se recupera poco a poco por consorcios internacionales ─ ¡A instancias de este mismo gobierno que considera oportuno ponerlo en el cuadro de honor de la nación! No se me ocurre nada más grotesco y burlón frente a la lucha de toda una vida por varios integrantes de esta lista, y sus servicios desinteresados ​​a la humanidad. Todo encaja. En esta nación de lectores de presagios la coincidencia no debería ser muy difícil de descifrar. Rechazo mi parte en este insulto nacional…”

Texto completo en http://es.globalvoicesonline.org/2014/03/11/hijo-del-fallecido-dictador-nigeriano-sani-abacha-defiende-el-legado-de-su-padre/