Oriente Medio convulsionado. Artículos de Patrick Cockburn y Eric Ruder. Página12 y sin permiso

isis

Patrick Cockburn ha publicado en Página12: “Una sucesión de acontecimientos militares y diplomáticos cruciales está convulsionando el paisaje político de Medio Oriente. La novedad más importante es el acuerdo entre Estados Unidos y las otras cinco potencias mundiales con Irán para limitar el programa nuclear iraní a cambio de una flexibilización de las sanciones (foto de iraníes viendo los diarios). Pero el cese de las hostilidades entre Estados Unidos e Irán, una característica desestabilizadora de la política en Medio Oriente desde el derrocamiento del sha en 1979, no puede hacer mucho para frenar la cada vez mayor violencia en Siria, Yemen e Irak.

En todo caso los beneficios de un acuerdo entre Washington y Teherán pueden tardar en llegar, si es que llegan, ya que los republicanos en el Congreso, los saudíes e Israel tratan de destruirlo. Y aun si se ratifica y se implementa el acuerdo, el presidente Obama podría estar más impedido por su opositores de más cooperación con Irán en otras partes de Medio Oriente. En contraste con el ritmo de caracol de este acercamiento, las crisis en Yemen y Siria están empeorando día a día y en Irak, a pesar de todas las afirmaciones del gobierno de haber capturado a Tikrit, sus fuerzas sólo tocan las defensas exteriores del Estado Islámico.

Arabia Saudita y las monarquías del Golfo tienen un interés mayor en mantener el statu quo en la región, algo en lo que ellos tuvieron éxito en el pasado. ¿Quién hubiera predicho a finales de 1950 que los movimientos nacionalistas y socialista árabes pasarían, pero Arabia Saudita seguiría siendo la monarquía absoluta teocrática que siempre fue?..”

Texto completo en http://www.pagina12.com.ar/diario/elmundo/4-269770-2015-04-05.html

 

Eric Ruder dice: “En el mismo día a finales de marzo, EE.UU. comenzó una nueva campaña de bombardeos en la guerra aérea contra el Estado Islámico en Irak y Siria (ISIS), dirigida contra las posiciones de ISIS en la ciudad iraquí de Tikrit,  mientras que 1.500 millas de distancia, Arabia Saudí lanzó sus primeros ataques aéreos en Yemen en un intento por detener el avance de los rebeldes Houthi.

Las últimas escaladas militares de EE.UU. y Arabia Saudí amenazan con desestabilizar aún más un Oriente Medio en el que los conflictos armados y los desastres humanitarios se han multiplicado, desde Libia a Yemen y de Siria a Irak.

Tanto Arabia Saudí como EE.UU. califican sus operaciones militares de plenamente justificadas e incluso nobles: pero el sangriento historial fáctico de estos dos aliados desmiente esas afirmaciones. De hecho, basta arañar la superficie para descubrir la verdadera razón de la escalada de violencia: la rivalidad creciente entre Arabia Saudí e Irán.

Yemen

La campaña de bombardeos en Yemen golpea a las fuerzas rebeldes Houthi en la capital Sanaa, que los huthis conquistaron en septiembre, lo que obligó al Presidente Abdu Rabbu Mansour Hadi a huir a la ciudad portuaria de Adén. Cuando las fuerzas Houthi parecían también a punto de tomar Adén, el régimen saudí lanzó su ataque.

Lo que el régimen saudí teme es que el control Houthi de Yemen cree una cabeza de puente pro-iraní en el flanco sur de Arabia Saudí. Los huthis son miembros de la secta Zaidi del Islam chiíta, pero históricamente han estado más cerca a la orientación del Islam sunita.

Sin embargo, los ataques aéreos – y la amenaza adicional de una invasión terrestre de tropas saudíes o incluso egipcias – podría ser contraproducente de manera espectacular.

Los bombardeos ya se han cobrado la vida de decenas de civiles y heridos a muchos más,enterrando a familias enteras bajo las casas aplastadas, según testigos presenciales. Al alienar incluso a yemeníes contrarios al avance Houthi, la intervención saudí podría acabar contribuyendo al resultado que se suponía quería evitar…”

Texto completo en http://www.sinpermiso.info/textos/index.php?id=7878