Oscar Lafontaine y Dimitris Tsoukalas (Syriza) hablan de reconstrucción de la izquierda, socialdemocracia, capitalismo, libertades…

construyendolaizquierda

Oscar Lafontaine y Dimitris Tsoukalas han asistido en Madrid, durante el pasado fin de semana, a un coloquio sobre Construyendo la Izquierda. La alternativa socialista organizado por IU. El periodico La marea ha publicado entrevistas con cada uno de ellos:

Oskar Lafontaine: “Capitalismo y democracia no son conciliables”: «MADRID // Tanto el alemán Oskar Lafontaine, portavoz del partido Die Linke, como el griego Dimitris Tsoukalas, de la coalición Syriza, tienen un pasado ligado a la socialdemocracia. El primero fue un referente para la izquierda europea en los años 80 y 90, cuando se erigió como contrapeso del canciller democristiano Helmut Kohl. Tras la victoria electoral de su partido, el SPD, en septiembre de 1998, Gerhard Schröder le nombró ministro de Hacienda. Pero no duró mucho. Apenas seis meses después, renunció a todos sus cargos debido a las políticas neoliberales que Lafontaine entendió que quería impulsar el nuevo canciller. Con Touskalas, ocurrió algo similar, aunque él fue expulsado del PASOK por oponerse a los recientes planes de la Troika en Grecia.

Con el tiempo, Lafontaine impulsó Die Linke. Trouskalas recaló en Syriza. Se conocieron ayer en Madrid, donde habían acudido para ejercer de padrinos en la iniciativa Construyendo la Izquierda. La alternativa socialista, cuyo acto de presentación se ha celebrado esta mañana en el Ateneo de Madrid. El objetivo es impulsar un frente “socialista antineoliberal y anticapitalista” en el Estado español.

¿Cuáles son las diferencias respecto al Frente Cívico de Julio Anguita y el resto de iniciativas que han surgido en los últimos meses? No muchas. Quizá, que Construyendo la Izquierda. La alternativa socialista pone el foco en el PSOE, donde pretende “movilizar” a sus militantes anticapitalistas, tal y como hicieron Lafontaine y Trouskalas.

A pesar de no tener un pasado socialdemócrata, el acto ha estado amadrinado también por Yolanda Díaz, coordinadora nacional de Esquerda Unida en Galicia, una de las patas de la formación anticapitalista Alternativa Galega de Esquerda (AGE), que consiguió nueve escaños en las elecciones autonómicas de 2012. Galicia, donde las formaciones de izquierdas lograron crear un frente común para las elecciones, es un ejemplo que desde Construyendo la Izquierda. La alternativa socialista pretenden lanzar al resto del estado.

Priorizar “lo social” frente a otros objetivos

“Desde 2009 empezamos a converger con colectivos de la izquierda nacionalista”, recuerda Díaz, que valora que un nacionalista como Xosé Manuel Hixinio Beiras, punta de lanza de AGE, instase al BNG a priorizar “lo social” frente a las reivindicaciones nacionalistas. “Las diferencias nos enriquecen, pero el enemigo está fuera. Tenemos que encontar un acuerdo de mínimos porque el capitalismo es incompatible con la democracia”, ha defendido Díaz.

Lafontaine respalda el discurso de la dirigente gallega: “Capitalismo y democracia no son conciliables, porque el primero es un orden social en que los intereses de la mayoría se imponen, aunque se llame a sí mismo “democracia parlamentaria”.

La hoja de ruta de Lafontaine para salir de la deriva económica, social y política pasa por “democratizar el sistema financiero”, algo que reclama desde los años 80, cuando empezó a denunciar el papel negativo que tendrían los bancos centrales europeos si no se les ataba en corto. El político alemán señala dos prioridades: conseguir que los bancos centrales den directamente dinero a los Estados, con lo que se lograría una reducción importante de la deuda; y bloquear que los bancos privados puedan “seguir lucrándose de forma ilimitada sin control democrático”. “La democracia debe empezar por una reforma del sistema bancario: ahora no tenemos bancos, sino casinos bancarios. Y debemos cerrarlos”, ha reclamado…»

Texto completo en http://www.lamarea.com/2013/03/02/oskar-lafontaine-capitalismo-y-democracia-no-son-conciliables/

 

Tsoukalas, diputado de Syriza: “La clase media europea está hecha pedazos”: «MADRID // Poco antes de que el expresidente de Grecia, George Papandreu, rubricase el memorándum que asumía las drásticas reformas económicas de la Troika (FMI, Comisión Europea y Banco Central Europeo), Dimitris Tsoukalas dejó el PASOK. El que fuera secretario del sindicato de banca se unió entonces a la coalición Syriza para hacer frente al “ataque” que considera que está sufriendo la población. “Pero no es un problema griego, sino de toda Europa”, asegura. Con el objetivo de impulsar una formación hermana en España, este fin de semana ha participado en Madrid en la presentación del proyecto Construyendo la Izquierda. La alternativa socialista.

Usted señala el socialismo como la única alternativa al “neoliberalismo salvaje”. ¿Cuál es su receta?

En Grecia vivimos en una situación muy particular, que no tiene nada que ver con la situación de hace dos años, por los memorándums que hemos firmado. Ahora, por ley, se llevan dinero de nuestros salarios y nuestras pensiones. Vivimos una situación en la que salarios y pensiones han caído entre un 30% y un 35%. Pero los precios son iguales o superiores [respecto a 2009]. En el campo de la Sanidad, muchos hospitales tienen problemas para encontrar medicinas, especialmente para tratar el cáncer. Prefieren exportarlas al extranjero antes que entregarlas a los hospitales.

Estamos ante una crisis humanitaria. Tenemos 1,5 millones de parados oficiales, más del 27% de la población. El salario mínimo ha caído, en tres años y por orden de la Troika, de los 751 euros a los 586 euros. Y la gente sobrevive con 300 o 400 euros al mes. Más de 400.000 familias tienen a todos sus miembros en paro.

¿Y qué soluciones proponen ustedes?

Esta política es ultraneoliberal. Energía, agua… todo se quiere privatizar. No vamos a tener salarios, pensiones, Sanidad o Educación. Nada que tenga que ver con lo público. Tenemos que cortar este cambio de políticas y dejar de pagar todo el dinero que debemos, porque es imposible devolver tanto dinero. Por eso decimos que lo primero que hay que hacer es parar las leyes que provocan el descenso de los salarios, devalúan la Educación, la Sanidad, los acuerdos colectivos. Hay que ir dando el dinero poco a poco.

El salario mínimo tiene que retornar, por ley, a los 751 euros. No circula el dinero. No hay protección. Las tiendas no trabajan. Es un círculo vicioso. ¿Cómo vamos a vivir así? Tenemos que negociar con ellos, con los otros países miembros. Y vamos a negociar, especialmente, con Alemania. Pagaremos en función de cómo se vaya recuperando la economía. Vamos a hacer lo mismo que propuso Alemania en 1953 en Londres. Dijo que pagaría por la guerra, pero con una cláusula en función de su desarrollo. Es un punto de partida…»

Texto completo en http://www.lamarea.com/2013/03/03/tsoukalas-diputado-de-syriza-la-clase-media-europea-esta-hecha-pedazos/