“Otra educación es posible. Entrevista a Enrique Díez Gutiérrez” por Salvador Lopez Arnal. >i>Rebelión

enrique diez gutierrez

   La entrevista con Enrique Diaz Gutierrez apareció incialmente en le número de diciembre  2014 de El Viejo Topo. En fechas muy recientes se ha publicado también en Rebelión dividida en dos partes. La primera de ellas dice: “Ensayista y profesor Titular de la Facultad de Educación en la Universidad de León, doctor en Ciencias de la Educación, licenciado en Filosofía, diplomado en Trabajo Social y Educación Social, coordinador federal de Educación de IU, Enrique Díez Gutiérrez es uno de nuestros grandes especialistas en organización educativa. Actualmente desarrolla su labor docente e investigadora en el campo de la Educación Intercultural, el género y la política educativa.

***

Tomo pie en un comunicado reciente del área de Universidad y enseñanza de IU en el que se citan reflexiones y consideraciones tuyas. Esta por ejemplo: “comenzó el curso escolar con más alumnos en las aulas, menos profesores y recursos, y la aplicación de esta nueva ley educativa con la que se busca consolidar los recortes y desmontar la Educación Pública”. ¿Por qué afirmas que se busca consolidar los recortes y desmontar la educación pública?

Vivimos una época de dictaduras económicas. El genocidio y la barbarie se perpetran desde los cómodos despachos de Wall Street y el Ibex 35. Asistimos a la unanimidad de políticos conservadores y socialdemócratas sobre la supuesta insostenibilidad del Estado de bienestar en pleno siglo XXI. Se pelean por competir en esta loca carrera para ver quién adelgaza y suprime más todos los sistemas de protección y solidaridad que afectan a la mayoría, para salvaguardar el sistema financiero y las leyes del mercado. Se trata de desarmar ideológica y moralmente a la sociedad. Repiten insistentemente que los derechos son insostenibles en tiempos de “crisis”. No hay alternativas racionales y viables al actual capitalismo. Es el único orden posible, aunque sea imperfecto.

El neoliberalismo es el “telón de fondo” de los ajustes de la política educativa a nivel mundial. El recorte y la privatización son sus enseñas, pero también afecta al ideario y las políticas pedagógicas. La aparición casi simultánea de reformas educativas neoliberales similares en distintos continentes, siguiendo las directrices de los organismos internacionales puede entenderse como un fenómeno global y coherente con la ofensiva neoliberal que se vive en todos los campos y todos los frentes.

Alguna vez te he leído que cada vez es más difícil reconocer alguna divergencia sustantiva en acciones y en discursos en las reformas educativas a nivel mundial.

Exacto. La tesis central que concluyen los investigadores e investigadoras es que se está dando un proceso privatizador a nivel mundial, abriendo educación a mercados y rompiendo la concepción de educación como derecho social, adecuándola a principios y prácticas del mercado. Y lo más peligroso es que esta dinámica se ha convertido en un “sentido común” tan poderoso que ha sido capaz incluso de redefinir los límites de la discusión. La educación como entrenamiento para la ciudadanía democrática se considera un despilfarro del gasto público, ahora debe estar al servicio de las necesidades de la empresa. El esquema es similar en todas partes: fabricación mediática de imagen de catástrofe educativa (fracaso escolar, indisciplina, “objetores escolares”, falta de esfuerzo), enarbolar la bandera de la “modernización” social y de la eficacia, y poder iniciar con todo ello un vasto programa privatizador.

Y la LOMCE de Wert sería un claro exponente de este modelo.

Efectivamente. Sirve de máscara para justificar los recortes y el desmantelamiento de la educación pública, ahondando en una reforma antipedagógica, mercantilista, regresiva, clasista, excluyente, segregadora que busca consolidar una enseñanza dual abandonando a su suerte a la educación pública centrada en atender a las clases bajas y las zonas rurales y a quienes sean rechazados por el sector privado, que no son rentables para la iniciativa privada.

Esta reforma, como cualquier reforma política educativa neoliberal, busca tres objetivos clave: reducir el período de enseñanza obligatoria (es decir, excluir a una cierta parte de quienes han sido incluidos en el último medio siglo), reformular el principio de gratuidad (mediante el re-pago: tasas, cheques escolares, conciertos, etc.) y consolidar y aumentar la diferenciación de dos redes de educación (la pública centrada en atender a las clases bajas, y a quienes sean rechazados por el sector privado y zonas rurales, que no son rentables para la privada)…”

El texto completo de esta primera entrega está en http://www3.rebelion.org/noticia.php?id=193844

 

La segunda entrega dice: “Nos habíamos quedado en asuntos de indignación. ¿En qué notas que se haya disparado la indignación de familias, alumnado y profesorado?

El inicio del curso ha sido caótico. Centros sin docentes, problemas informáticos, recortes sobre recortes, más alumnado y menos profesorado, menos inversión pública, libros de texto nuevos o viejos, maestros y maestras sin plaza designada hasta el mismo día que tienen que entrar en clase, nuevos currículos tardíos o sin desarrollar, cambios normativos, de asignaturas, de evaluación, recortes y endurecimiento de las ayudas al comedor, etc., etc., han sembrado la geografía escolar española de desorganización en el inicio de este curso escolar donde el apresuramiento, la improvisación y el caos han sido la norma de las Consejerías de Educación, tratando de implantar una nueva Ley contestada por toda la comunidad educativa, con la característica de falta de previsión en la planificación del inicio de curso y la cruzada que el Gobierno mantiene contra la enseñanza pública. Todo eso se plasma en las movilizaciones continuas que se están produciendo en todo el Estado contra la LOMCE y contra los recortes continuos en educación. Ha sido emblemático en este sentido el encierro de la comunidad educativa del colegio de educación infantil y primaria (CEIP) Arcipreste de Hita de Fuenlabrada en Madrid desde el final del curso pasado exigiendo la apertura del aula de educación infantil que la administración cerró de las dos que había.

¿Qué decretos son esos que, en tu opinión, pretenden dar un golpe de muerte a la Universidad pública?

El equipo de Wert ha propuesto, este verano, con nocturnidad y alevosía y tratando de que trascienda lo menos posible a la opinión pública, tres borradores de Real Decreto que, de salir adelante, cambiarán, sustancialmente a peor, aspectos fundamentales de la enseñanza universitaria, y sobre todo la Universidad pública:

El primero propone reducir la duración de los grados (3 años en lugar de 4), pasando obligatoriamente los másteres a ser de dos años, que con los actuales precios provocaría un aún mayor sesgo clasista en el acceso a la educación superior.

El segundo pretende implantar un sistema de selección del profesorado menos objetivo, transparente e imparcial que el actual, y sobre todo que continúa minusvalorando la actividad docente y la quiere convertir casi en un “castigo” con el que se cargará a quienes tengan menores resultados en la investigación y las patentes.

Y el tercero profundiza en flexibilizar aún más las condiciones para la creación de nuevos campus privados, que han proliferado desde 1997, pasando de 13 a 32, fomentando la privatización de la Educación Superior y multiplicando las titulaciones privadas a pesar de que el Gobierno habla, insistentemente de la necesidad de reducir lo que considera un número excesivo de titulaciones y centros…”

Texto completo en http://www3.rebelion.org/noticia.php?id=194015