“Parrilla de salida electoral” de Agustín Moreno, en cuartopoder

mariano_rajoy

“El año 2015 que empezamos promete ser electoralmente apasionante. Las tendencias sobre predicciones electorales de diferentes medios vienen a coincidir en que se ha creado una situación con tres fuerzas en la primera línea (PP, PSOE y Podemos), muy atrás una segunda línea con IU, UPyD y Ciudadanos, más las fuerzas nacionalistas. Si cogemos la última encuesta de Metroscopia de diciembre, decía: PSOE (27,7%); Podemos (25%), PP (20%), IU (5,6%), UPyD (4,8%) y otros más voto en blanco (16,9%). Parecida, aunque el PP quede primero es la de Celeste-TEL. Las conclusiones que se pueden avanzar, con todas las cautelas porque aún queda casi un año para las elecciones generales y pueden pasar muchas cosas, son:

El PP cae en picado y ello supone una derrota segura al pasar de una mayoría absoluta a quedar entre las tres primeras fuerzas políticas de la parrilla. Y eso hace casi imposible que gobierne por su dificultad para pactar con otras fuerzas por el tremendo giro conservador que ha dado. Esta caída libre es algo pocas veces visto y que se explica por la dureza de los ajustes aplicados, el retroceso en derechos y libertades, los graves casos de corrupción y la incompetencia demostrada ante el impulso hacia la independencia de Cataluña. A ello habría que añadir la incomparecencia del presidente de gobierno para dar la cara y explicar las cosas. La supuesta baza de la recuperación ni está clara, ni la perciben los ciudadanos y el mérito no sería del PP.

Hay pánico en Génova a que se abra el debate interno sobre la idoneidad de Rajoy para salvar los muebles de la quema electoral. Por ello, Cospedal ha amenazado a los potenciales críticos emplazándoles a dar la cara, para poder reprimirlos, claro. Pero las conspiraciones cuajan cuando llega el punto de maduración y la suficiente masa crítica que las apoya. Solo un partido suicida se empeña en mantener a un líder tan achicharrado. Rajoy durará hasta mayo. Habrá que esperar a la derrota del PP en las municipales y autonómicas para que se abra el melón sucesorio y se hagan públicas las voces que consideran que Rajoy está ya amortizado. Las maniobras de Aguirre con su candidatura van en esta línea: responsabilizará a Rajoy de la derrota si no la presentan en Madrid; si no sale elegida será culpa de la política estatal; y si sale elegida, entonces será gracias a ella, un valor seguro para lo que haga falta. Ante este panorama, un PP desesperado centrará su campaña en el miedo al cambio y en proponer abiertamente un gobierno de gran coalición con el PSOE con ayuda de la troika y de las grandes empresas del Ibex 35…”

Texto completo en http://www.cuartopoder.es/laespumaylamarea/2015/01/01/parrilla-de-salida-electoral-elecciones/770