“¿Por qué no nos vamos del euro?” de Ignacio Sanchez-Cuenca, en infoLibre

democracia-mafalda1

“El Gobierno de Rajoy ha conseguido que el debate en España se centre en la evolución de la coyuntura. Aquí anda todo el mundo discutiendo si la economía va a crecer en 2014 por encima o por debajo del 1%, y si la variación de la tasa de paro registrado es mejor o peor que el año pasado.

Esta perspectiva resulta bastante miope. Cualquier analista que quiera diagnosticar la situación del país pasará por alto este debate de vuelo corto. Los datos verdaderamente importantes, los que conforman la situación presente, son estos: una tasa de paro del 25%, que tardará muchos años en bajar del 20%, una bajada salarial muy extendida pero especialmente profunda en las familias con menos ingresos, cuya renta disponible se ha reducido en más de un 15%, un aumento sin precedentes de la desigualdad, un Estado muy endeudado como consecuencia de la caída de ingresos y el rescate a las entidades financieras, crédito insuficiente a las PYMES y un deterioro dramático de los servicios públicos.

Llevamos ya seis años arrastrando esta penosa situación y no hay visos de que vaya a mejorar significativamente en los próximos años. Es cierto que hemos salido de la recesión. Pero todo indica que nos espera un periodo largo de crecimiento bajo o estancamiento. La crisis, como bien se sabe, es especialmente dura en los países endeudados del sur. Las instituciones de la Unión Europea (UE) y los países acreedores (con Alemania a la cabeza) han impuesto unas políticas a los países endeudados que comprometen su desarrollo futuro.

Para restablecer los equilibrios del área euro (por ejemplo, en las balanzas por cuenta corriente), se ha optado por someter a estos países a una devaluación interna brutal. Solo cuando la imposición de las políticas de austeridad era ya irreversible, decidió el BCE levantar la presión de la prima de riesgo. Digámoslo sin rodeos: Alemania y el BCE han utilizado la prima de riesgo para doblegar cualquier resistencia de los Estados a los sacrificios que consideran ineludibles para salvar la unión monetaria. La UE ha preferido esta línea de actuación, que beneficia a Alemania sobre todo, antes que negociar un cambio en las reglas disfuncionales de gobierno del euro….”

 Texto completo en http://www.infolibre.es/noticias/opinion/2014/05/13/por_que_nos_vamos_del_euro_16854_1023.html