“Qué han hecho Inditex, El Corte Inglés y Cortefiel tras las denuncias de abusos en fábricas de Asia” de Moha Gerehou, en eldiario.es/the guardian

tragedia-Rana-Plaza-problemas-Bangladesh_EDIIMA20150423_0393_17

“Los gigantes españoles de la distribución Inditex, El Corte Inglés y Cortefiel tuvieron el dudoso honor de formar parte del grupo de empresas acusadas de emplear a niñas y adolescentes en sus plantas textiles de India y Bangladesh en condiciones cercanas a la esclavitud. Así lo reflejó hace más de un año el informe ‘Flawed fabrics’, con datos y análisis de varias compañías que vendían sus productos a los grandes dominadores de la moda mundial.

El Confidencial se hizo eco por primera vez de este informe, construido por la organización sin ánimo de lucro Centre for Research on Multinational Corporations (Somo) y que en sus páginas analiza algunos estándares de las grandes compañías. Esas tres grandes marcas aparecen junto a la filial española de Carrefour y otras grandes firmas como la sueca H&M, la holandesa C&A o la estadounidense Walmart. Todas ellas tienen proveedores en la India y, según las investigaciones del Somo, cuentan en sus plantillas con menores de edad y personal en condiciones cercanas a la esclavitud.

El estudio pone el ojo en los fenómenos de explotación que hay a su alrededor, especialmente la infantil, pero también denuncia abusos en horarios y sueldos o inseguridad derivada de la ausencia de contratos laborales.

Una de las acusaciones más potentes del informe tiene que ver con el trabajo infantil. El caso de India es significativo, ya que según la OIT de los 168 millones de niños de entre 5 y 17 años que trabajan en el mundo, más de 5 millones y medio lo hacen en el país asiático. Entre las prácticas que permiten eso están el ‘sumangali’, método por el que se contrata a niñas para trabajar por periodos de entre tres y cinco años a cambio de un pequeño sueldo y el pago de la dote para costear su boda. Es en Tamil Nadu, lugar que concentra las fábricas textiles con peores condiciones, donde la OIT advierte que el 60% de los trabajadores no supera los 15 años.

Aparte de contar con plantillas integradas por muchos menores, las condiciones laborales se basan en la inseguridad y rozan la esclavitud. Los salarios son nimios, ya que tras analizar la situación de varias fábricas, los sueldos oscilaban entre los 20 y los 66 euros de media mensual. Somo denunciaba además que de los 151 trabajadores a los que entrevistaron, solo 20 había firmado un contrato laboral. Con acuerdos firmados o no, las condiciones generales son las mismas. Por cada 8 horas de trabajo corresponden 10 minutos de descanso y los parones para comer no son obligación sino una opción que facilita -o no- la empresa.

Las empresas españolas, un año después

Más de un año después de la publicación del informe, preguntamos a las compañías españolas señaladas por su situación actual en la zona si continúan teniendo relaciones laborales con esos proveedores, los controles que realizan y cómo intentan actuar para evitar estas prácticas en el futuro.

El Corte Inglés, compañía presidida por Dimas Gimeno, fue señalado en ese informe y también fue una de las multinacionales que contrataban con empresas que operaban en la macrofactoría de Rana Plaza (Bangladesh) cuyo derrumbe el 23 de abril de 2013 causó 1.132 muertes. Dos años después de la tragedia, la cadena española todavía  no ha hecho pública la indemnización a los afectados, con el argumento de que  no hacer públicas las donaciones fue un criterio acordado entre todas las empresas para no competir por ver quién aporta más.

Al margen de las indemnizaciones, El Corte Inglés afirma que trabaja activamente “en la cadena de suministro para fomentar y garantizar el cumplimiento de los derechos humanos y laborales en las empresas proveedoras. Para ello contamos con un código de conducta basado en las convenciones fundamentales de la OIT y que es de obligado cumplimiento por parte de nuestros proveedores…”

http://www.eldiario.es/economia/Inditex-Corte-Ingles-Cortefiel-Carrefour_0_480852401.html