“Reflexiones sobre el derecho de huelga”, en Según Antonio Baylos…

 

derecho de huelga

“El viernes 29 de enero se celebró en la Escuela de Relaciones Laborales de la EHU/UPV, en Leioa, una jornada  sobre el derecho de huelga en el espacio europeo. Se trataba de un seminario organizado por Olga Fotinopoulou, Edurne López Rubia y Mikel Urrutikoetxea en el marco de un proyecto de investigación subvencionado por el gobierno vasco. En la jornada intervinieron Antonio Baylos – que intentó responder a la pregunta sobre si existía un “derecho común de la huelga” en Europa – Adoración Guamán – que analizó la relación entre el Derecho de huelga y las libertades de circulación en la UE a la luz de la opinión del Comité de Libertad Sindical de la OIT y del Comité Europeo de Derechos sociales, es decir, sobre el conflicto entre los derechos sociales y las libertades económicas revisado- y Jaime Cabeza,  que abordó el tema de los límites conceptuales y prácticos del abuso del derecho de huelga desde un amplio reconocimiento de la experiencia británica y norteamericana.  A continuación se transcriben algunas reflexiones sobre ciertos aspectos relevantes del derecho de huelga.

El derecho de huelga está bajo presión. A nivel internacional, en un ataque sin precedentes de clara finalidad antisindical que ha provocado una fuerte reacción del sindicalismo internacional, el cual ha convocado una jornada de acción para el 18 de febrero del 2015.

En efecto, como subrayó Guamán, a partir del 2012 el grupo empresarial se desmarca de toda una tradición de la Comisión de Expertos de la OIT  – al que moteja que se ha excedido de sus competencias – entendiendo que el derecho de huelga no se puede deducir del derecho de la libertad sindical. Ya en los años 90 el grupo empresarial comienza a criticar la construcción del derecho de huelga, lo que no había hecho antes porque hasta ese momento entendía que el reconocimiento del derecho de huelga por la OIT era un elemento que se podía manejar como ventaja comparativa del mundo “libre” frente al socialista. La caída del socialismo real abre la crítica de los empresarios que se expresa en el informe de 1994 sobre libertad sindical, en el que entienden que debería prohibirse la huelga política y la huelga de solidaridad. No hay que cuestionar “la libertad de huelga y el lock-out” pero no un derecho universal, explícito y detallado como el que ha realizado la Comisión de Expertos que llevó a este organismo a entender legítimas las expresiones huelguísticas de solidaridad o socio-políticas. Esta postura se va progresivamente radicalizando  hasta oponerse al Informe General  del 2012 que se aprueba con el voto en contra del grupo empresarial. Son muchos los que piensan que esta actitud tiene que ver con las sentencias Viking y Laval. También y sobre todo con el caso de British Airways criticado justamente por  del CLS de la OIT.  En cualquier caso, la intención estratégica de esta campaña es evidente. La doctrina de la Comisión de Expertos de OIT  sobre la huelga estaba siendo recibida por otros tribunales internacionales y nacionales. La capacidad expansiva de esta doctrina era temida por parte de los empresarios.

Sin embargo nada hace pensar desde el  mapa de la tradicional geografía de los tratados internacionales. El PIDESC reconoce expresamente el derecho de huelga. La doctrina de la ONU establece que la huelga forma parte del derecho de asociación. En Europa, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos  cuya misión era interpretar la Convención Europea de Derechos humanos, y que había declarado contrario a la libertad sindical los pactos de asociación, a principios de los años 90 se revuelve contra el gobierno conservador británico, que había destrozado minuciosamente la libertad sindical. En 1994 se cuestionan aspectos importantes del derecho de huelga. En el 2008, el TEDH pronuncia la sentencia Demir contra Turquía, en el que se dice que en el art. 11 CEDH está contenido el derecho de negociación colectiva. En el 2009 en el caso  Enerji Yapi, habla ya directamente de que en el art. 11 CEDH está recogido el derecho de huelga. Y desde luego, aplicando la Carta Social Europea,  el Comité Europeo de Derechos Sociales reconoce ampliamente el derecho de huelga a tenor del art. 6.4 CSE. Jaime Cabeza  sin embargo, explica que da la impresión que la doctrina del TEDH comienza a agotarse, con alguna inflexión importante como la que se produce en el 2014 al plantearse la legalidad o no de la huelga de solidaridad en el Reino Unido (08.04.2014). El Tribunal entiende que la huelga de solidaridad está incluida en el art. 11 CEDH pero una prohibición de la misma puede ser posible porque la huelga de solidaridad no forma parte del núcleo duro o central del derecho de asociación ex art. 11 CEDH. No es necesario por tanto señalar que realmente  hay una gran presión política para modificar la doctrina judicial demasiado “complaciente” con los medios de acción colectiva del sindicato…”

Texto completo en http://baylos.blogspot.com.es/2015/01/reflexiones-sobre-el-derecho-de-huelga.html