Reseña de “El peso de la nación. Nicola Bombacci, Paul Marion y Óscar Pérez Solís en la Europa de entreguerras”, de Steven Forti. Seminario interuniversitario de investigadores del fascismo

forti-portada

“Tras un parón de casi un mes en nuestras actividades retomamos el blog para continuar con nuestro propósito de analizar y visibilizar el trabajo de algunos de nuestros colegas más jóvenes y prometedores. La obra que presentamos en esta ocasión es el resultado de una tesis doctoral que, seguramente, se encuentra entre las más ambiciosas y atractivas que se han defendido en los últimos años en las universidades españolas, al menos en lo que tiene que ver con los temas que más directamente nos preocupan. Nos referimos al trabajo de Steven Forti, El peso de la nación. El autor nos ofrece un marco amplio a través del cual proyecta un completo e interesante fresco del periodo de entreguerras, partiendo para ello de círculos concéntricos -círculos de relaciones y espacios políticos- que nacen casi de forma natural de sus principales objetos de estudio, las convulsas vidas y obras de Nicola Bombacci, Paul Marion y Óscar Pérez Solís. Todos ellos comparten la particularidad de haber transitado por diferentes vías desde un firme compromiso político en la primera línea de la izquierda revolucionaria de sus respectivos países hasta su definitiva vinculación con el fascismo, tanto a nivel personal como institucional. El primero de ellos, Bombacci, conocido como el Lenin di Romagna, habría pasado de ser uno de los principales dirigentes del socialismo italiano y, más tarde, del PCI fundacional a convertirse en un importante propagandista y activista del régimen fascista en Italia, hasta el punto de que el suyo fue uno de los cuerpos colgados y vejados junto a los de Mussolini, Pavolini, Starace y Clara Petacci el 29 de abril de 1945 en la Piazzale Loreto de Milán. El segundo, Marion, habría sido parte clave en la dirección del Partido Comunista Francés y redactor de su principal órgano de expresión, L’Humanité, pasando por el Partido Popular francés de Doriot hasta convertirse durante la Segunda Guerra Mundial en responsable de la propaganda de Vichy juzgado en los tribunales de la Francia de posguerra por colaboracionismo. Finalmente, Pérez Solís, pasaría de ser dirigente del PSOE y líder del PCE durante los años 20 a convertirse en propagandista del bando sublevado desde el estallido de la guerra civil en España, previa conversión al catolicismo en 1928. Forti propone una poderosa complejización de las tres biografías que, al mismo tiempo, supone una complejización de todo el periodo en que éstas se enmarcan, integrando voces de lo más diverso y abordando un gran espacio de circulación ideológica-cultural a nivel europeo. En primera instancia, su objetivo es entender los puntos a través de los cuales fue posible dicho tránsito político, ahondando en el carácter compartido de ciertas inquietudes y preocupaciones; en última instancia se trataría de entender algunas de las claves esenciales de uno de los periodos más proteicos y poliédricos de la historia europea. A tal fin, el autor ha realizado un tremendo esfuerzo situado en la mejor tradición de la historia comparada y transnacional, algo que ni mucho menos está al alcance de cualquiera. Sin lugar a dudas, podemos decir que estamos ante un trabajo de una madurez intelectual y un interés excepcionales.

El propio Forti nos recuerda que la cuestión de los traidores tiene una larga historia y tradición en Europa, y nos referimos a aquellos individuos que por unos u otros motivos reniegan de unos vínculos y valores extremadamente profundos y arraigados en favor de otros, vínculos y valores que definen al hombre y a la mujer ante sí mismos y ante la comunidad en lo que respecta a su identidad y su modo de ser. No obstante, la particularidad del periodo viene marcada por el hecho de que, según el autor, en el periodo de entreguerras, eso que cada vez más historiadores e historiadoras denominan guerra civil europea [1], se produce una intensificación y radicalización del fenómeno en cuestión a causa de las particulares condiciones del momento. Ciertamente, el principal valor de la obra de Forti reside, entre otras muchas cosas, en esa complejización del relato histórico que propone, es decir, en su capacidad para explicar una cuestión sensible y reveladora desde múltiples dimensiones y teniendo en consideración factores de lo más variado. El interés de una vida como la del propio Nicola Bombacci, sobre el cual descansa una parte sustancial del trabajo, justifica por sí solo la importancia y la necesidad del trabajo y de la cuestión abordada, y nos aporta algunas claves fundamentales para entender el propio fascismo como realidad política y cultural. Más allá de los casos concretos abordados más in extenso por Forti, lo más interesante es constatar que los de Bombacci en Italia, Marion en Francia o Pérez Solís en España no fueron recorridos aislados, sino que nos pueden servir como paradigma en el más amplio sentido de la palabra, al mostrar por ejemplo algo tan relevante –y hasta hace poco relativamente olvidado– como es la importancia del cristianismo cultural, por decirlo de algún modo, en la ecuación del fascismo. [2] Así pues, uno de los objetivos manifiestos del autor es valorar el impacto real que tuvo el tránsito de elementos de la izquierda revolucionaria a la derecha radical, tanto en el lugar donde se integraron como en su espacio político de procedencia…”

Texto completo en http://seminariofascismo.wordpress.com/2014/06/17/publicacion-de-la-obra-el-peso-de-la-nacion-nicola-bombacci-paul-marion-y-oscar-perez-solis-en-la-europa-de-entreguerras-de-steven-forti/