«Será muy difícil transformar la sociedad si se anteponen los egos a la necesidad de una unidad popular». Entrevista con Alberto Garzón. Andres Gil. eldiario.es

Alberto-Garzon-presenta-primarias

“Izquierda Unida afronta unas elecciones autonómicas y municipales complicadas. La irrupción de Podemos, las encuestas poco favorables y las resistencias en algunas federaciones a integrarse en candidaturas municipales de unidad popular han generado tensiones en IU en vísperas de una campaña electoral que arranca este jueves a medianoche.

La mayor fractura se ha producido en Madrid, que ha terminado con la salida de los dos candidatos elegidos en primarias abiertas para la alcaldía y la presidencia autonómica, Mauricio Valiente –número 4 de la lista de Ahora Madrid– y Tania Sánchez –cuyo nuevo partido se ha integrado en Ahora Madrid y en la lista de Podemos a la Asamblea regional–. Valiente y Sánchez han sido reemplazados por IU de la Comunidad de Madrid (IUCM) por Raquel López –cuya candidatura no reconoce IU federal– y Luis García Montero, respectivamente.

Alberto Garzón (Logroño, 1985), candidato de IU a la presidencia del Gobierno, intenta hacerse oír en todo este ruido con un discurso «de ruptura» comprometido con «la unidad popular de las fuerzas de izquierda para transformar el orden social existente», frente «a los sectarismos: nos jugamos las próximas generaciones, no sólo las próximas elecciones».

La campaña electoral está a punto de empezar. ¿Cómo evalúa los procesos de convergencia?

Habrá que esperar a ver los resultados para hacer un diagnóstico preciso. En unos lugares ha habido más facilidades que en otros. A pesar del enorme reto histórico que teníamos, que era enfrentarnos a un poder institucional enorme del PP, lo cierto es que hemos sufrido determinados sectarismos por parte de la izquierda. Por una parte, un Podemos que en muchos lugares ha seguido la estrategia de los dirigentes nacionales y autonómicos de no hablar de la unidad de la izquierda y pretender la unidad en torno a la absorción de las demás fuerzas: yo creo que eso no casa con los valores y principios de la izquierda y puede ser calificado de sectario. Y, por otro lado, una visión meramente burocrática de la política que sólo obedecía a un pequeño marco del espacio electoral en el que no se ha tenido la suficiente generosidad que requería este momento histórico.

Vamos a tener un espacio muy abierto a la interpretación de la convergencia en la medida en que va a haber resultados muy dispares. Habrá que perfilar mucho para saber cuál es realmente ese resultado. Yo creo que, por lo general, allí donde se ha convergido, las sumas multiplicarán. Y allí donde las izquierdas pretendan ir solas podemos encontrarnos con resultados peores y con menos posibilidades de transformación social.

¿Sigue pensando que las municipales son un momento histórico, antesala de un gran cambio en las generales? ¿No cambia el análisis el resultado de las andaluzas?

Las municipales tienen que servir para mandar una señal. La señal de que hay unos deseos por parte de la ciudadanía de transformar el orden social existente. Sin duda, no quiere decir eso que sea fácil. Hay momentos históricos en los que las municipales han supuesto un cambio de sistema político, un cambio de régimen, como en 1931. Y otros momentos en los que las municipales han mandado señales que han condicionado mucho los siguientes hitos electorales. Creo que es por ahí por donde tenemos que caminar. Las elecciones en Andalucía han mostrado que el cambio no se ha producido. Y eso obliga a repensar que la velocidad y los ritmos de esa transformación social van a ser distintos de lo que pensaban aquellos que proponían un ‘ahora o nunca’. Fundamentalmente porque a lo mejor no es ahora, pero sí va a ser más adelante.

También las encuestas anuncian que sólo una suma de partidos podría apartar al PP de muchas de las instituciones que ahora gobierna.

Todavía falta mucho por conocer hasta noviembre. Incluso hasta en las propias municipales y autonómicas, porque los casos de corrupción que estamos conociendo ahora son simplemente la punta del iceberg de lo que han sido las cloacas del sistema económico durante las últimas décadas…”

Texto completo http://www.eldiario.es/politica/Alberto-Garzon-egos-unidad-popular_0_384612421.html