Sobre el caso Pallerols

La corrupción en las élites y en la propia sociedad española es (pensamos) uno de los problemas más graves de nuestro país. El «caso Pallerols» reune algunas caracteristicas que le hacen destacable entre las informaciones que sobre este tema aparecen, practicamente a diario, en los medios de comunicación. Nos aproximamos a él a partir de dos publicaciones radicadas en Barcelona.

La primera de ellas es La Lamentable, que le ha dedicado dos artículos en la pasada semana. Uno, escrito por José Martí Gomez, lleva por título Duran i Lleida y el Moët Chandon [http://lamentable.org/?p=7818#more-7818] y es una crónica, con ironía, de un expectador de congresos y reuniones de Unió Democràtica [«Y hay ex militantes que recuerdan que en los congresos del partido celebrados en Sitges había una urna para donaciones particulares. Siempre se recaudaba muchísimo dinero, para sorpresa y alegría de militantes de buena fe…»]. En el segundo, Carlos Jimenez Villarejo, ex-Fiscal anticorrupción plantea una clara exigencia de publicidad, de transparencia en la tramitación judicial del asunto. Se llama  El caso Pallerols: otra vez la opacidad de la Justicia [http://lamentable.org/?p=7771#more-7771].

El artículo de Enric Gonzales, Tremendismo, publicado en Jot Down, [http://www.jotdown.es/2013/01/enric-gonzalez-tremendismo/], lleno de mordacidad, sitúa y ambienta el caso en la política catalana y española.

Por distintos motivos son muy recomendables los tres.