Un ministerio manga por hombro. ¿Cesarán a Cosidó de su cargo del Ministerio del Interior?

fernandezdiazycosido

En pocos ministerios es tan evidente, y se ha  mostrado tan grave, como en el de Interior el método con el que se confeccionó el gobierno del PP.  La ausencia (voluntaria) de una visión general, de una política explícita, la supeditación a intereses de distintos sectores del ámbito policial con representación en el  propio Partido Popular, la incapacidad para confeccionar un organigrama que exprese la supeditación de unos a otros y la dificultad para dirigir un ministerio, que nunca es fácil, pero cuyas dificultades se acentúan en un periodo de ofensiva (política, económica y social) de los núcleos de poder  neoliberales y/o de extrema derecha,  hacen que el  Ministerio del Interior se esté convirtiendo en una fuente permanente de conflictos y de menosprecio a los derechos de los ciudadanos. Una de las dudas más lacerantes sobre la  democracia realmente existente en nuestro país  procede de la sensación, cada vez más reiterada, de que no existe control sobre el comportamiento de algunas instancias de la policía. Cada poco, se filtran a la prensa informes elaborados «por libre» por funcionarios de alguno de los cuerpos policiales y que atentan contra el honor, o la privacidad, de personas o grupos que contradicen la política del partido del gobierno. Algunas de estas filtraciones han sido sonadas, han dado lugar a «casos» notables en su momento por su repercusión mediática e incluso política. Ahora llevan meses sin resolverse, con la evidente esperanza de que el olvido caiga sobre ellos…

El periodista Graciano Palomo publica hoy un artículo titulado El informe de la UDEF contra Mato deja al director de la Policía al borde de la destitución. El ministro acusa a Cosidó de no controlarlo que nos parece espacialmente indicativo del ambiente que se respira en ese Ministerio. Graciano Palomo lleva años (muchos) analizando la evolución política del PP, ha escrito varios libros sobre este tema (uno  reciente sobre el Presidente del Gobierno) y no es persona sospechosa de veleidades izquierdistas. Dice, entre otras cosas: «Diez días después de conocerse el nuevo informe ampliatorio de los agentes de la UDEF contra la ministra de Sanidad, Ana Mato, y su marido, Jesús Sepúlveda, que precisamente hoy declara nuevamente como imputado en el marco de la instrucción del caso Gurtel, diversas fuentes gubernamentales, policiales y judiciales vienen a confirmar que el cese del director general de la Policia, Ignacio Cosidó -que tomó posesión el 30 de diciembre de 2011- es cuestión de días. «Es la gota que ha colmado el vaso”, señalan las fuentes del Ejecutivo, “dentro de un Ministerio que está manga por hombro y sin que Jorge Fernández Díaz controle nada de nada”. El último encontronazo tuvo lugar a propósito de la publicación el viernes 1 de febrero del informe de 80 folios contra Mato y su exmarido. La ministra respondió ante el Comité Ejecutivo del PP –convocado de forma extraordinaria y con carácter de urgencia- por el propio jefe del Ejecutivo, afirmando que eran una «sarta de calumnias” y “mentiras”. A unos metros se encontraba el jefe de esos agentes, es decir, el ministro del Interior. La ministra fue avalada por Rajoy» (…) «.

El texto completo del artículo está en http://www.elconfidencial.com/espana/2013/02/13/el-informe-de-la-udef-contra-mato-deja-al-director-de-la-policia-al-borde-de-la-destitucion-114805/. Recomendamos vivamente su lectura.

Seguiremos hablando de estos temas.